Trabajar desde un enfoque competencial en el aula de primaria

¿Qué son las competencias educativas?

La LOMLOE define las competencias clave como “los desempeños que se consideran imprescindibles para que el alumnado pueda progresar con garantías de éxito en su itinerario formativo y afrontar los principales retos y desafíos locales y globales, siendo la adaptación al sistema educativo español de las establecidas en la Recomendación del Consejo de la Unión Europea del 22 de mayo del 2018, relativa a las competencias clave para el aprendizaje permanente.

La LOMLOE también establece un perfil de salida del alumnado que identifica y define las competencias clave que se espera que el alumnado haya alcanzado al terminar su itinerario formativo.

Enfoque por competencias

El enfoque por competencias en el sistema educativo, surge ante la necesidad de desarrollar en el alumnado las capacidades, destrezas y habilidades que les permitan aplicar los conocimientos adquiridos en la resolución de problemas y realización de tareas prácticas, en diferentes contextos y situaciones.

Dicho de otra manera,  el aprendizaje basado en competencias, es una metodología educativa cuyo fundamento es el facilitar que los y las discentes adquieran los contenidos (saberes básicos) de cada materia a través de situaciones prácticas y entornos experimentales, que doten de funcionalidad lo aprendido.

¿Sabes programar por competencias?

Para programar por competencias, debemos centrar la atención no solo en lo que alumnos y alumnas queremos que sepan, sino en lo que queremos que sepan hacer.

Dicho de otra forma, debemos enseñar a las personas a ser capaces de buscar soluciones ante los problemas o situaciones que se les planteen en su vida cotidiana, poniendo en práctica los conocimientos adquiridos, y para ello hay que diseñar tareas que impliquen aplicar, tomar decisiones, resolver… y no solo memorizar y repetir contenidos.

Como maestros/as debemos programar y documentar nuestro trabajo, y aquí es donde pueden entrarte las dudas.

Anteriormente a la LOMLOE, partíamos de los objetivos que pretendíamos alcanzar y los enlazábamos a los contenidos que trabajaríamos para adquirirlos.

Al trabajar desde un enfoque competencia, partimos de los criterios de evaluación (lo que el alumnado debe saber hacer).

¿Cómo empezamos?

Con un cambio de metodología. Formar alumnos/as competentes, nos obliga a utilizar metodologías activas, que sitúen a los y las discentes como protagonistas de su propio aprendizaje , diseñando tareas que les permitan poner en práctica lo aprendido.

Para ello podemos utilizar diferentes técnicas. Aprendizaje basado en proyectos, trabajo colaborativo, aprendizaje por descubrimiento…

Ejemplo enfoque tradicional/enfoque competencial

En un enfoque tradicional, explicaríamos que es un circuito eléctrico y que partes lo componen y el alumnado dibujaría el circuito, memorizaría sus partes y citaría ejemplos donde se utilicen circuitos eléctricos.

En un enfoque competencial, se daría a cada alumno/a un kit que contenga las diferentes piezas de un circuito eléctrico y cada niño/a debería resolver como montarlo (ensayo/error, búsqueda de información, trabajo colaborativo…)

Una vez lo han montado, deberán explicar el funcionamiento del mismo y los pasos seguidos para a continuación buscar una aplicación práctica del mismo y desarrollarla.

En este caso decidieron diseñar juegos electrónicos con los contenidos trabajados en otras áreas para sus compañeros y compañeras de cursos inferiores.

Otros compañeros/as prefirieron hacer una maqueta y explicarnos como llega la luz a tu lamparita de casa.