Plan de comunicación del centro

En todo centro educativo existe una necesidad de comunicación permanente con las personas que conforman la comunidad educativa (profesorado, alumnado, familias, personal de la administración, entorno social…).

Es indispensable, por tanto, elaborar un plan de comunicación que nos permita dar a conocer nuestra escuela, a la vez que abrimos cauces de comunicación interna que nos permitan realizar un trabajo coordinado efectivo.

COMUNICACIÓN EXTERNA

La comunicación externa nos permite optimizar el flujo de la información del centro y organizar una comunicación eficiente entre toda la Comunidad Educativa.

Una buena campaña informativa de la escuela mejora la imagen del centro y refuerza su identidad.

En el momento actual, donde las TICs, se han convertido en una herramienta indispensable entre alumnado y docentes, debemos optimizar el uso de las RRSS, manteniendo actualizados los perfiles del centro en las diferentes plataformas.

La web de la escuela, así como las RRSS son una ventana al mundo que nos permite compartir actividades, logros, proyectos… posicionando al centro educativo en su entorno social como referente y dando visibilidad al trabajo que se realiza.

Esta comunicación va dirigida al alumnado, familias, otros centros educativos, futuros discentes, entorno, administración…

La comunidad educativa tiene que entender la necesidad de implantar un plan actualizado de comunicación externa, como una herramienta que permita generar nuevas matriculaciones en la escuela, en general, y en las escuelas rurales en particular, donde es necesario visibilizar el buen trabajo que se realiza para que nuevas familias, sepan lo que es un CRA y las ventajas que tiene escolarizar a los niños y niñas en este tipo de escuelas.

COMUNICACIÓN INTERNA

La comunicación interna es fundamental para poder lograr los objetivos educativos del centro.

En muchas ocasiones una mala comunicación entre el profesorado impide desarrollar actividades necesarias e innovadoras.

Debemos trabajar por una comunicación clara y permanente también con el alumnado y sus familias, para que todos/as avancemos en la misma dirección.

Como dijo Mario Kaplún “la verdadera comunicación no comienza hablando sino escuchando. La principal condición de un buen comunicador es saber escuchar.”

Debemos, por tanto, escuchar a las familias y a nuestro alumnado, conocer de primera mano sus necesidades, sus intereses… para ser realmente una comunidad educativa, facilitando diferentes canales de comunicación que se adapten a todos ellos/as.